El Lobo de Wall Street y volver en metro a casa

Tres años después de Shutter Island, y con La invención de Hugo de por medio, Martin Scorsese volvía a trabajar con uno de sus actores predilectos. Si en el siglo XX lo fue Robert De Niro, todo apunta a que su sustituto natural, al menos en la filmografía del cineasta neoyorquino, será Leonardo DiCaprio, otro americano de antepasados italianos, como De Niro y el propio director.

Scorsese, recurriendo a algunos de sus tópicos como la mafia y la búsqueda personal de la fe, nos muestra en esta película a un personaje que hace las cosas mal en busca del beneficio propio, contando con numerosas oportunidades para corregir el rumbo, y que sin embargo desaprovecha. Dinero, corrupción, lujo y excesos se unen en EL LOBO DE WALL STREET. Sigue leyendo

Anuncios

París, Texas y el miedo a caerse

Tanto en el cine como en los cómics, cuando alguien estaba hablando con Batman y se giraba un momento, de repente al dar la vuelta de nuevo él ya no estaba. Simplemente había cumplido su misión y se había marchado. Tenía algo que hacer y, una vez hecho, su presencia solo traería problemas…

Aparentemente sencilla, de planteamiento simple y que transmite la historia y el mensaje de manera muy directa. Podríamos definir esta película en una línea. O podríamos hablar de todo el simbolismo y ese mensaje que esconde PARÍS, TEXAS,

Sigue leyendo

Efecto Phi – 4. Halloween, El resplandor y las mangueras de bomberos

En el cuarto programa de Efecto Phi celebramos Halloween de la manera que más nos gusta: hablando de cine. Para ello, recurrimos a una de las obras maestras de Stanley Kubrick: El resplandor. Recopilamos todas las teorías posibles de una película extremadamente compleja, donde se entremezclan, casi sin darnos cuenta, la locura, las apariciones fantasmales, los genocidios y las teorías sobre la llegada del hombre a la Luna. Tratamos de resolver un auténtico rompecabezas ideado por genio obsesionado con el cine, aunquetambién tenemos tiempo para hablar de mangueras de bomberos. Sigue leyendo

Efecto Phi – 3. Especial 60 años, la duda razonable y un ajedrez con la muerte

En el tercer programa de Efecto Phi inauguramos la segunda temporada con un recuerdo a las películas de 1957 que están de aniversario. Sembramos la semilla de la duda razonable con “Doce hombres sin piedad”, recibimos una buena dosis de humor inglés y finales inesperados (aunque no nos dejen contarlo) con “Testigo de cargo”, confiamos en que el teniente Dax nos ayude mejor que en “Senderos de gloria”, buscamos el sentido de la vida como en “El séptimo sello” y avanzamos sin dejar de mirar atrás con “Fresas salvajes”. Sigue leyendo

Olvídate de mí y la importancia del color del pelo

Hay veces que recuerdas una película y no es por su historia, ni tampoco por lo que ves, por muy bueno que sea, sino por cómo te lo cuentan. Solía pasarme con esta. A veces incluso te sirve para redescubrir a un actor, o te cuenta algo de ti sin conocerte. Eso también hace grande a una película, aunque solo sea a título personal. Eternal sunshine of the spotless mind se llamó en Sudamérica Eterno resplandor de una mente sin recuerdos, mucho más aproximado que el título en español, que por alguna razón fue ¡OLVÍDATE DE MÍ! Sigue leyendo

Hacia rutas salvajes y las ventajas de perderlo todo

Es un extremista, un viajero excéntrico, cuyo hogar es el camino. Con esta frase comienza a contar su historia un tipo que ya desde el principio reconoce que sí, que es raro, que está loco, pero que no espera la comprensión del resto y que además nos da una pequeña noción de esa idea de libertad absoluta que siempre ha guiado sus pasos. Se enfrenta así a la batalla definitiva para matar al ser falso exterior para salir victorioso de la revolución espiritual. De eso habla INTO THE WILD (Hacia rutas salvajes en España). Sigue leyendo

Manchester frente al mar y cómo educar a tus hijos

Leí en algún blog sobre cine que esta película era “como la vida” y, una vez la has visto, resulta imposible que no te identifiques con algo de todo lo que te acaba de pasar por encima. No es divertida, y según para qué tipo de público tampoco será entretenida (como la vida), pero MANCHESTER FRENTE AL MAR te va a contar una historia sobre la culpa que te agarra por el cuello y no va a soltarte hasta unos días después de haberla terminado. Sigue leyendo